Ir al contenido principal

Bacalao a la Vizcaina

Ir a la receta en gallego


Hola, otra vez por aquí para darle una vuelta a un plato tradicional, de la cocina de siempre y para siempre.
El elemento principal de este plato es el bacalao. Va dedicada a todos los ofrecidos al bacalao y también a los conversos como yo.
Para la preparación que nos ocupa, aprovisionamos, para 4 persoas, lo siguiente:

1 kilo de bacalao desalado
3 cucharillas de carne de pimiento choricero
2 cebollas
1 puerro
2 dientes de ajo
2 yemas de huevo cocido
3 rebanadas de pan frito
Almendras
1 cucharada de harina
Sal y aceite

Ponemos el bacalao al fuego en agua. En el momento que rompe a hervir, retiramos del fuego y lo sacamos a un plato para detener la cocción. Sacamos las espinas con cuidado de no romper las piezas del bacalao y lo ponemos en la cazuela que vaya a ir al fuego. Reservamos una poca del auga de la cocción.

Cortamos la cebolla en juliana, picamos el puerro y el ajo. Hacemos hasta que la cebolla comienza a tomar color y agregamos la cucharada de harina, hacemos para quitar el sabor a crudo de la harina.

En este momento incorporamos unas pocas almendras picadas groseramente en el mortero.
Incorporamos las yemas de huevo cocido, las cucharillas (bien colmadas) de carne de pimiento choricero y un poco del agua reservada. Hacemos unos minutos.
Si vemos que lo necesita, añadimos un poco mas de agua.
Añadimos el pan frito y pasamos por el pasa purés.
Cubrimos con esta salsa los trozos de bacalao y dejamos hacer unos minutos a fuego lento, moviendo la cazuela regularmente.
En este momento se podría servir, pero mi recomendación es que se haga de víspera, con el fin de que los sabores se mezclen bien.
A por ello, cocina tradicional y muy apropiada para estes días de cuaresma.