Ir al contenido principal

Lomo de lubina a la plancha, con langostinos y en salsa marinera

Que tal, aun ando por aquí, muy, pero que muy vago pero aquí sigo.
Vamos a ver sí cogemos algo de ritmo, no sé si empieza a ser vicio o alguna agencia de rating tiene mi prima con riesgo. Casi me de la pánico ir al mercado.
Hoy trabajamos con un pescado de los que más me gustan, la lubina. En este caso preparada la plancha.

Para preparar el plato para 4 personas necesitaremos los siguientes ingredientes:

4 lubinas de ración
200 grs de gambas o langostinos

Patatas

Perejil
Sal y aceite

Para la salsa marinera
1 cebolla
1 chalota
1 zanahoria
1 puerro
1 pimiento verde
1 tomate
2 vasos de caldo de pescado
Las cabezas y las peladuras de las gambas de arriba
Brandy (opcional)
Aceite, sal y pimienta


Al ir a comprar las lubinas le pedimos nuestra pescadera de cabecera, que le saque la espina central y nos haga dos lomos de cada una. Sí las queréis totalmente sin espinas, toca armarse de paciencia y coger unas pinzas. De cara al resultado final merece la pena el cometido.
Picamos el perejill y le echamos el aceite, dejamos infusionar como una hora aproximadamente.
Quitamos las cabezas y las peladuras de los langostinos y reservamos.
Para la salsa picamos las verduras y hacemos a fuego lento en un poco de aceite de oliva, añadiendo el tomate al final. Dejamos hacer un poco y echamos las cabezas y peladuras de los langostinos. En este paso podemos añadir el brandi y flambear (OJO CON LAS CAMPANAS EXTRACTORAS).
Añadimos el caldo y dejamos hacer un poco más.
Trituramos y pasamos por el chino. Debe quedar una salsa fina y ligera, si es preciso añadimos un poco más de caldo (si sobrara salsa congelarla en las bolsas para cubos de hielo).
Llegados a este punto cogemos los lomos de la lubina, y con una brocha, las untamos por las dos caras con el aceite con pirixel. 
Calentamos la plancha, parrilla o una sartén y cuando esté caliente echamos los lomos con la piel hacia arriba, dos minutos y damos la vuelta y hacemos otros dos minutos. Salamos con sal Maldon fuera del fuego.
En la misma sartén salteamos los langostinos untados también con el aceite con el pirixel.
Presentamos con la salsa de fondo y podemos guarnecer con unas bolitas de patata risoladas.
Espectacular.