Ir al contenido principal

Fritos de calabacín

Ir a la receta en gallego

Buenos días en este domingo estupendo de sol y una buena temperatura. Este es el momento de comenzar las vacaciones, las estaciones están cambiando.
Como sugerencia para el día de hoy A Feira do Doce, Amendoado e Melindre de Allariz. Una buena manera de pasar el día o solamente la tarde.
En lo que toca a esta entrada seguimos un poco con aire vegetal del Mediterráneo.
Para esta nueva preparación con calabacín precisaremos, aproximadamente, para 4 personas lo siguiente:

2 calabacines (segun tamaño)
2 huevos
3 cucharadas de harina
2 cucharadas de parmesano rallado
2 cucharadas de pan rallado
1 cebolla pequeña
2 ramas pequeñas de tomillo
Pimienta negra
Aceite e sal.

Lavamos los calabacines, despuntamos y pasamos por el rallador de corte grande. Pelamos la cebolla y hacemos la misma operación.
Envolvemos en paños de cocina, por separado, e apretamos bien para extraer toda la humedad (coma si envolviéramos un caramelo), para que queden mas crujientes.
Batimos los huevos en un bol grande hasta que estén espumosos.
Aromatizamos con las hojas do tomillo y la pimienta, y añadimos el queso y un pellizco de sal.
Incorporamos la cebolla y el calabacín y mezclamos todo. Echamos a la mezcla la harina y el pan rallado y removemos hasta obtener una masa fluida.
En aceite caliente vamos echando cucharadas de masa, que haremos apenas un minuto por cada lado, hasta que estén dorados. Los pasamos a papel de cocina para eliminar el exceso de grasa.
Servir calientes. Se pueden acompañar de una salsa de tomate aromatizada con albahaca picada.
Una buena opción para presentar vegetales a los mas pequeños de la casa.