Ir al contenido principal

Bacalao al horno al estilo "Lagareiro"

Ir a la receta en gallego

En mis viajes a nuestro país vecino y hermano, Portugal, nunca tuve la ocasión de ver esta preparación del bacalao, por eso el día que Rubén Amorín, del blog Ni mata ni engorda mas que recomendable visitar, publicó la foto enseguida le dije que quería la receta, ya que había que catarlo. Como nota curiosa, decir que los lagareiros eran los que trabajaban en elaborar, en Portugal, el aceite de oliva en los lagares.
Pues dicho y hecho desps de que Rubén la publicase, me puse manos a la obra, y precisé para dos personas:

2 postas de bacalao desalado
1/2 kilo de patatas pequeñas
1 cebolla mediana
2 dentes de ajo
Aceitunas negras
Harina
Aceite, sal y pimienta.

Pues nos ponemos manos a la obra para preparar este sencillo, pero apetitoso plato de bacalao.
Lo primero de hacemos es lavar bien las patatas, pues van a ir con piel, y poner en una bandeja que pueda ir al horno. Con el horno precalentado a 180º metemos la fuente con las patatas,el tiempo de asado va a variar según cada horno por lo tanto lo que tengáis por costumbre. Tened en cuenta que como toque final del plato, va a llevar 10 minutos mas de horno.
Mientras se hacen las patatas, pelamos y cortamos en rodajas, no muy finas, los dientes de ajo. Pasamos las postas de bacalao por harina, sacudiendo el exceso de la misma y pelamos y cortamos en juliana la cebolla.
En una sartén, con aceite, dejamos que se doren los ajos fileteados, momento ese en el que procederemos a retirarlos y reservamos.
Ponemos la fuerza del fuego a moderado y freímos el bacalao. Lo vamos a frr unos 5 minutos, con lo cual lo haremos unos 2 minutos aprox. por cada lado. Para no darle muchas vueltas y que se nos deshaga, lo colocamos primero con la piel para arriba en la sartén, para que al darle la vuelta nos quede con la piel en la parte de abajo y podamos pasarlo a la fuente del horno sin mas vueltas.
Una vez frito el bacalao, y en ese mismo aceite, pochamos la cebolla hasta que esté blanda.
Como las patacas ya estarán casi en su punto, las sacaremos con cuidado de no quemarnos y con un golpe seco las abriremos. Ojo digo abriremos no aplastaremos.
Colocamos las patatas, salpimentadas, al rededor del bacalao, salpicamos unas aceitunas negras, los ajos reservados y la cebolla pochada por encima del bacalao. Regamos con un poco de aceite, que tendrá la mezcla de todos los sabores, por encima do bacalao y de las patatas, damos un golpe de horno a 180º de unos 10 minutos.
Gracias a Rubén por traernos esta sabrosa receta.