Ir al contenido principal

Strudel de manzana con sabayon de Pedro Ximénez

Ir a la receta en gallego

Llevo ya algunas entradas seguidas con postres. No es normal, ya empieza a sobrepasarme sobre todo por que aun me quedan algunas.
El strudel es una preparación típica en Austria y en el sur de Alemania. Era una comida para pobres, pero el mismo fue evolucionando.
Quiero dedicar esta receta a Vero Novoa de A Punto  una buena amiga, de momento virtual, y que seguro conoce y sabrá darle mas matices al pastel.
Pues para este dulce alemán precisaremos

3 Manzanas reinetas
60 Grs. de nueces peladas
35 Grs. de mantequilla
30 grs. de pasa de corinto
1 Masa de pasta brisa
1 Rebanada de pan de molde
3 Cdas de azúcar
1 Cda de canela en polvo
1 Limón
Azúcar glas
 

PARA EL SABAYON
3 Yemas de huevo
3 Cdas colmadas de azúcar
50 ml. de vino moscazo
100 Ml. de nata para montar

Pelar las manzanas y rallarlas con la parte gruesa del rallador; rociarlas con abundante zumo de limón.
Desmenuzar el pan y freírlo en la mantequilla.
Mezclar las manzanas ralladas con el pan, las nueces troceadas, las pasas previamente remojadas, el azúcar y la canela.
Desenrollar la lamina de masa brisa sobre una bandeja de
horno; colocar en el centro la mezcla anterior y formar un
rollo. Pintarlo con huevo batido y cocerlo a horno
fuerte hasta que este dorado. Reservar el strüdel tibio y
espolvorearlo con azúcar glas en el momento de
servir.
Para preparar el sabayón, batir las yemas con el azúcar
hasta que estén cremosas y cocerlas, al baño Maria, hasta que espesen; añadir el Pedro Ximénez y cocerlo de nuevo
hasta que vuelva a espesar. Agregar la nata ligeramente
montada.
Servir el sabayón aparte del strüdel.