Ir al contenido principal

Aceites Abril: Galicia entra en tu cocina



Como ya estaréis enterados por la prensa, el pasado lunes, día 10, tuvo lugar en las instalaciones de Aceites Abril, la presentación del primer aceite totalmente gallego.
Desde Aceites Abril tuvieron la deferencia de invitarme al evento. Lo cual agradezco desde este blog.
Después de ser recibidos por Elena Pérez, fuimos camino de la almazara en la que se molieron las primeras aceitunas 100% autóctonas. A los pocas minutos comenzó a salir este estupendo oro líquido, que a partir de ese momento ya pasó a ser propiedad sentimental de todos los que creemos en esta tierra y apostamos por ella.
Y no perdimos el tiempo, allí mismo hicimos una cata del aceite tal y como salía inmediatamente después. Evidentemente mis conocimientos en cata de aceite, ya os los imagináis, pero lo que me guía son las sensaciones sensoriales.
En nariz me hacía presagiar lo que iba a encontrarme en boca y no me equivoqué mucho, la sensación era de suavidad, sin ese regusto a picor que dejan otros aceites en garganta y boca (que no es malo). Se me estaba pasando por la cabeza una ensalada de brotes frescos con frutos secos y un aliño suave que iba a resaltar los ricos sabores de los frutos secos.
A continuación José Manuel Pérez atendió a los medios y al resto de los presentes, a los que nos dió toda clase de explicaciones. Nos contó cosas muy interesantes, pero quizás debido a mis sentimientos voy a resaltar: Era un proyecto romántico, que está llegando al final de su camino. A lo mejor diréis que es una tontería, pero a mi la frase me emocionó. Que una empresa del calibre que está tomando Aceites Abril y que un empresario aplique el romanticismo, no es algo muy habitual.
El proyecto nace con el objeto de recuperar el olivar gallego y hacer llegar al mercado un producto de primera calidad y con el añadido de la tipicidad.
En los últimos años se han plantado 50 hectáreas con olivos de la variedad de arbequina y gallega hasta llegar a los 80.000 olivos.
Se extienden estos olivos por tierras ourensansa de Verín, Ribeira Sacra, Larouco, Moreiras y Pereiro de Aguiar y de las pontevedresas Tui y O Rosal. Estas plantaciones alcanzarán el pleno rendimiento en el año 2015.
Hay una implicación muy directa entre la empresa y las personas que han confiado en ella. Aceites Abril les compra toda la cosecha de aceituna, con precios superiores a la media de mercado y al mismo tiempo potencia que terrenos abandonados al cultivo recuperen su productividad. Este es el compromiso de Aceites Abril con los agricultores y el campo gallego.
En un breve espacio de tiempo, Aceites Abril (empresa con 50 años de historia), estará en condiciones de comercializar un producto gallego con todo el ciclo realizado en Ourense.
Aprovecharon la ocasión para presentarnos, dentro de la expansión de Aceites Abril, la próxima salida al mercado, de una nueva linea gourmet, un aceite de oliva extra Premium, elaborado con aceitunas de Andalucia, Extremadura y Castilla y León, y que estará destinado a las tiendas gourmet y a la exportación.
Será comercializado en un innovador envase de vidrio con una capacidad de 500 ml.
Preguntado, José Manuel Pérez, por el coste de este nuevo producto, indico que se situaría en un segmento entre lo 5 y 6 € el envase de 500 ml.
Estaremos atentos a la aparición de este "Gotas de Abril".
Nos invitaron a visitar sus instalaciones, a través de las cuales se adivina las proporciones que está adquiriendo esta empresa, que en poco tiempo ampliará sus instalaciones.
A continuación y ya en el Auditorio Municipal de Ourense, participamos en una cata de aceites, mi primera cata de aceites, dirigida con maestría por el cocinero ourensano Dani Guzmán de Nova.
Catamos tres variedades: arbequina, hojiblanca y picual. Fuimos de menos a mas intensidad. Mi gusto personal se inclina por la variedad hojiblanca.
A continuación nos ofrecieron un pequeño ágape con el que dimos por finalizado este evento de presentación.
Caras conocidas en el acto como los cocineros Flavio Morganti de Galileo y Javier González de A Rexidora, el televisivo Guillermo Campos de Larpeiros y mi buen amigo y colega en el mundo del blog Rubén Amorín de Ni mata ni engorda.
Este blog es una arena en el medio del desierto, pero todo lo que este relacionado con esta tierra y con empresas y personas de aquí, me tienen a su lado y solamente con que esta entrada la lea una sola persona, me doy por contento. Es la aportación de mi grano de arena para con esta tierra.