Ir al contenido principal

Enrollado de pimientos y queso

Ir a la receta en gallego

Lo que os presento en esta entrada no es una sofisticación de cara a Navidad, pero que incluido en una bandeja de entrantes o pinchos, le va a dar cierto colorido y vistosidad.
En realidad se trata de un pionono al que le vamos a dar color.
Pues para ello vamos a precisar:


250 grs de queso de cabra fresco o crema
200 grs de rúcula
150 grs de nueces
PARA LA MASA
150 grs de pimientos de piquillo
100 grs de harina
2 huevos
1/2 sobre de levadura
Sal

Ponemos los pimientos a escurrir. Separamos las yemas de las claras. Reservamos las claras y en el vaso de la batidora, ponemos los pimientos junto con los huevos. Trituramos hasta conseguir una crema.
Mezclamos la harina y la levadura, que incorporamos tamizada a la crema de los pimientos. Integramos bien.
Llevamos las claras reservadas a punto de nieve firme que adiremos a la masa con movimientos envolventes, con el fin de que no se nos bajen las claras.
Forramos una fuente de horno con papel de horno y echamos en él la masa resultante extendndola bien.
Precalentamos el horno a 190º y hacemos aproximadamente unos 10 minutos. Ya vais viendo el color que va tomando.
Nada mas sacarlo del horno, lo enrollaremos con el mismo papel y lo dejamos enfriar, para que al enrollarlo con el relleno, no se nos rompa.
Una vez frío lo abrimos con cuidado y untamos una mezcla de queso con las nueces groseramente picadas y ponemos las hojas de rúcula por encima. Procedemos a enrollarlo de nuevo y lo envolvemos con film transparente. Lo llevamos a la nevera para que coja cuerpo.
Presentamos en rodajas, acompañado de una ensalada de brotes con rúcula, nueces y tomates secos en aceite.
Bonito contraste el que vamos a tener en la mesa.