Ir al contenido principal

Codillo con calabaza

Ir a la receta en gallego

Hace hoy una semana tuve la suerte de desvirtualizar a Vero Novoa de Apuntogastronómica y entre muchos temas de conversación salió el tema de la cocina alemana y entre muchas consideraciones hablamos del codillo. Pues bien, lo aprovecho como hilo de conexión para publicar esta receta de codillo que llevaba tiempo en el cajón.
Para esta receta usé un codillo de una casa comercial que lo envasa en una salmuera al estilo alemán.
Para un codillo de 1 kg aprox. usé:

1 codillo
2 dientes de ajo
3 tomates rallados
2 cucharadas de zumo de limón
2 ruedas de calabaza (non la pesé)
1 pimiento verde
Aceite, sal y pimienta

Después de lavado y secado el codillo lo salpimentamos y en una cazuela con un poco de aceite procedemos a dorarlo por todos los lados. Cuando esté dorado echamos los ajos, procurando que no se quemen.
Cubrimos con agua y llevamos a ebullición. Espumamos el caldo de las impurezas que se formen en la superficie. Añadimos el tomate rallado y el zumo de limón.
Dejar cocer de 1 a 2 horas o hasta que la carne esté tierna. Yo lo tuve sobre una hora y media.
Retiramos del fuego y ponemos el codillo a enfriar. Colamos el caldo de la cazuela y dejamos enfriar para que la grasa suba a la superficie y podamos retirarla.
Deshuesamos el codillo y volvemos a colocarlo en la cazuela con el caldo.
Añadimos la calabaza cortada en trozos un poco grandes y el pimiento verde cortado en aros. Hacemos hasta que la calabaza esté tierna. Esté es el momento de rectificar de sal, pimienta y zumo de limón.
En el último minuto podemos adir un poco de perejil picado.