Ir al contenido principal

Bizcochos de cebolleta con bonito marinado

Ir a la receta en gallego

Como estamos en el tiempo de comer bonito, pues a su temporada está en pleno apogeo, vamos a dedicarle un poco de tiempo en nuestras mesas, a este preciado y sabroso pez.
Con esta receta, participé en el III Concurso de Recetas con Bonito de Burela, en el que la ganadora fue Natalí Farnández Cacho. Hay un montón de preparaciones de este pez, que por si hacen un plato único, pero lo que yo pretendo con esta receta, es hacer un agradable entrante.
Pues entonces vamos a necesitar:

2 buenas rodajas de bonito

PARA EL BIZCOCHO
25 ml de aceite
2 huevos
50 ml de leche
100 grs de harina
1/2 cucharada de levadura Royal
2 ó 3 cebolletas (según tamaño)
Sal
PARA EL MARINADO
2 limones (el zumo)
Aceite de oliva
2 dientes de ajo
Orégano
Pimienta negra
Sal

Comenzamos por hacer los dados de bonito, para ello retiramos la piel de las rodajas del pez y sacamos limpias las cuatro porciones que nos da cada rodaja.
Procedemos a cortar las porciones en dados.
En un recipiente ponemos el zumo de los dos limones y la misma cantidad de aceite de oliva. Batimos para mezclar los líquidos y añadimos los ajos picados, el orégano picado y un par de golpes de pimienta negra molida.
Ponemos los dados de bonito a macerar como mínimo 3 horas, procurando que queden cubiertos.

Mientras reposan los dados de bonito, procedemos a hacer los bizcochos.
Como primer paso cortamos la cebolleta en plumas finas y salteamos en una sartén, a fuego suave y con poco de aceite, hasta que estén transparentes, pero sin dejar que tomen color.
Mientras se hacen las cebolletas mezclamos la harina previamente tamizada) con la levadura Royal, los huevos batidos, la leche, el aceite y un pellizco de sal. Escurrimos bien las cebolletas e incorporamos a la masa hecha.
Llenamos unos moldes pequeños y llevamos al horno, preccalentado a 165º, unos 20-25 minutos.
Desmoldamos y dejamos enfriar.
En una sartén untada de aceite, salteamos los dados de bonito, escurridos del líquido de la maceración.
Para el montaje del entrante, ensartamos un par de dados en una brocheta corta y esta a su vez en un bizcocho.
Una presentación muy sencilla, para un bocado lleno de sabores.

Nota: Como me interesan vuestros comentarios y me gustaría responder directamente, os agradecería que los comentarios o consultas las hagáis por uno de estos dos caminos:
Por correo:     olivarela@hotmail.es
Por Facebock: http://www.facebook.com/boproveito