Ir al contenido principal

51 Feira do viño do Ribeiro

Ir a la receta en gallego

Como casi tod@s sabéis, en este fin de semana que pasó se celebró en Ribadavia, la 51 Feira do viño do Ribeiro. Ya queda lejos aquel año de 1.964.
En esta ocasión tuve la suerte de participar en ella, de una forma mas activa: en un blogtrip con otr@s compañer@s, que dimos fe del buen hacer en esa Feira.
Tengo que confesar que ya hacía algún tiempo que no asistía, por desencanto, a la Feira do viño do Ribeiro.
Dejé de asistir por varias razones, entre ellas el cambio de fecha que se hizo y duró unos años. Se demostró que era equivocada. Dejé de asistir por mor de grupos de gente que iban por el hecho de beber por beber, con empujones en las casetas, malos modos, etc. En fin que me sentía muy incomodo.
Después de la asistencia este ano, tengo que rectificar todo lo expuesto anteriormente. Me encontré con una Feira moderna, con una muy buena disposición de las casetas, sin malos modos, con gente que está a degustar estos grandes vinos de calidad, que poco a poco van ganando el espacio que nunca debieron perder, en resumen una Feira muy profesional.
En esta edición participaron ocho bodegueros exportadores y 21 cosecheros, todos ellos participando con un producto de mucha calidad que hizo las delicias de todos nosotros.
No voy a citarlas, pues seguramente me voy a olvidar de alguna y no quisiera.
Una de las novedades de esta Feira (ya comenzada el año pasado) es la inclusión de la gastronomía en vivo, con talleres hechos por los grandes de la cocina gallega. Pienso que no se puede desligar la gastronomía y los vinos. Un auténtico acierto.
Como novedad este año participamos un grupo de bloguer@s gastronómicos y de turismo, que fuimos dando cuenta de todo lo que pasaba en la Feira en directo.
Pero no nos quedamos ahí, tres de nosotros participaron de forma directa en un taller de cocina con Ribeiro: Belén Otero de Cocinar para dos, Carmen Albo de Guisándome la vida y Rubén Amorín de Ni mata ni engorda. Ni que decir tiene, que lo hicieron de maravilla.
Ir a Ribadavia, no sólo puede ser ir a la Feira, ir a Ribadavia es ir a conocerla, pasear por su barrio judio y como no, visita imprescindible: A Tafona de Herminia, los dulces judios al alcance de todos. Toda una institución.
Los primeros números que nos da la organización, hablan de 18.000 visitantes. Un mas que buen número, que a buen seguro han de ir en aumento en próximas ediciones.
Los ganadores de este año fueron los siguientes:
  •  Segundo premio Vino Tinto: Elisa Collarte 2012 de Elisa Collarte Bernárdez.
Dar las grazas a la Denominación de Orixe Ribeiro y al Concello de Ribadavia por la invitación que nos hicieron a participar.
No puedo dejar de nombrar a Constantino Iglesias de SG Tino Iglesias, por la perfecta organización de toda la parte gastronómica.
Y como no, dar las gracias a mis compañeir@s y amig@s blogueir@s, por esta estupenda fin de semana:

Alberto Rivas        Mais grelos
Belén Otero          Cocinar para dos
Carmen Albo         Guisándome la vida
Kike Gcia Cerviño  La Alacena roja
Fidel Martín          La parte contratante de la primera parte
Marta Valcarce      Travi en la cocina
Mónica Castelao    Deliciosamente galego
Rubén Amorín       Ni mata ni engorda

Nota: Como me interesan vuestros comentarios y me gustaría responder directamente, os agradecería que los comentarios o consultas las hagáis por uno de estos dos caminos:
Por correo:     olivarela@hotmail.es
Por Facebock: http://www.facebook.com/boproveito