Ir al contenido principal

Merluza cocida con patatas y coliflor

Ir a la receta en gallego

  • Merluza fresca del pincho
  • Patatas 
  • Coliflor
  • 1/2 Puerro
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 limón
  • 2 ramas de perejil
  • 1/2 cebolla
  • Pimentón agridulce de La Vera
  • Aceite de oliva
  • Sal


La receta anterior era de mar y en esta vamos a seguir por el mismo camino. Haremos una receta muy gallega y muy sencilla en su ejecución. Incorporo en esta versión, una verdura que es típica con el bacalao: la coliflor.
Mi recomendación es prepararla  con una buena merluza del pincho, hago unas pequeñas consideraciones sobre esta merluza. La merluza del pincho es sal de identidad del Porto de Celeiro que apostó por un producto de calidad y tratado con mimo. Esta merluza es capturada en las frías aguas del Gran Sol, pescada pieza a pieza y nunca con un peso inferior a 1,200 kgs.
La merluza del pincho "Gran Sol" tiene el sello de garantía "Galicia Calidade".
  1. Preparamos un caldo corto con medio puerro, la media cebolla, el medio limón y el perejil. Dejamos hacer unos 20 minutos, opcional incorporar una cucharada de aceite de oliva.
  2. Para preparar la ajada (esta es mi manera), ponemos aceite en una sartén e incorporamos los ajos cortados en laminas, vamos a hacer unos chips de ajo. En el momento que los ajos comienzan a tomar color, retiramos del fuego y reservamos los chips de ajo fuera del aceite, que ya lleva su sabor. Dejamos enfriar un poco el aceite y añadimos el pimentón. Removemos bien y pasamos a un recipiente para que los residuos del pimentón se vayan al fondo y nos quede el aceite con esa bonito color rojo.
  3. Cocemos las patatas, la coliflor e reservamos calientes.
  4. Llevamos el caldo al fuego (sin las verduras) e introducimos las ruedas de merluza. Desde el momento que hierve, dejamos hacer unos cinco minutos. Retiramos del fuego y dejamos en el caldo otros cinco para que se remate de hacer con el calor residente.
  5. Preparamos en el plato de servicio las patatas, la coliflor y nuestra merluza. Repartimos los chips de ajo por el plato y salseamos con el aceite de pimentón que tenemos reservado.
Vais a tener un gran plato con un gran producto y que los chips de ajo aportan el toque crujiente que tanto nos gusta.
 
Nota: Como me interesan vuestros comentarios y me gustaría responder directamente, os agradecería que los comentarios o consultas las hagáis por uno de estos dos caminos:
Por correo:     olivarela@hotmail.es