Ir al contenido principal

Croquetas de chipirones en su tinta

Ir a la receta en gallego
  • 700/800 grs de chipirones
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 2 sobres de tinta de calamar
  • 1 litro de leche
  • 100 grs de mantequilla
  • 100 grs de harina
  • Pimienta negra
  • Nuez Moscada
  • Sal
  • Aceite, huevo, harina y pan rallado para rebozar


Pues ya cumplí el capricho y salieron de mi cocina unas excelentes croquetas de chipirones.
No os echéis para atrás por el color de las croquetas, ya que vais a disfrutar de su sabor. Evidentemente no son muy atractivas para los mas pequeños, pero si conseguimos que las prueben, van a gustarles.
  1. Limpiamos bien los chipirones, lavamos, secamos y cortamos en trozos pequeños.
  2. En una sartén con un fondo de aceite, incorporamos la cebolla y el ajo bien picado y rehogamos unos minutos.
  3. Incorporamos los chipirones cortados y dejamos hacer unos cinco minutos a fuego lento. adimos el vino blanco y la tinta de calamar. Removemos y dejamos evaporar el alcohol y que reduzca. Reservamos.
  4. En una cazuela ponemos la mantequilla y cuando se vuelva líquida, adimos la harina. Dejamos que se haga un par de minutos, removiendo de manera continua. adimos los chipirones reservados y mezclamos bien.
  5. Tenemos la leche templada y la vamos incorporando (en dos o tres veces) a la cazuela del roux, sin dejar de remover. Removemos de manera continua, salpimentamos e incorporamos la nuez moscada. Cuando la masa comience a separarse de los laterales de la cazuela, estará en su punto.
  6. Tendremos preparada una fuente cubierta de film transparente (nos va a facilitar la tarea del desmoldado) en la que echaremos la masa. A continuación cubrimos con film transparente que este en contacto con la masa, para evitar que se forme costra.
  7. Llevamos a la nevera y dejamos unas 24 horas.
  8. Cuando las vamos a usar, retiramos el film que cubre la masa y la volteamos sobre la mesa de trabajo. Preparamos las croquetas redondas, ovaladas o como queráis.
  9. Pasamos las croquetas por harina, huevo y pan rallado. Freímos en aceite teniendo cuenta de que no se nos abrasen.
Si servimos las croquetas con un huevo frito y unas patatas, también fritas, tendremos un excelente plato.

Nota: Como me interesan vuestros comentarios y me gustaría responder directamente, os agradecería que los comentarios o consultas las hagáis por uno de estos dos caminos:
Por correo:     olivarela@hotmail.es