Ir al contenido principal

Hamburguesa de pollo

Ir a la receta en gallego
  • 600 grs de pechuga de pollo
  • 1 yema de huevo
  • Ajo y perejil
  • Pan rallado
  • Queso rallado (opcional)
  • Hojas de lechuga
  • Tomate
  • Cebolla
  • Pan artesano
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva



Ya se que se ven por la red un montón de hamburguesas que si es la perfecta, que si con una salsa casi secreto, con una mezcla de hojas aromáticas que es el no va mas, etc. Y con toda seguridad que es cierto, pero la que traigo hoy a este blog es una hamburguesa de pollo muy sencilla de ejecución y muy sabrosa en el plato.
Como veréis tampoco me compliqué con la salsa, llevé a la mesa dos productos para que cada uno se pusiera lo que mas le gustara, llevé dos salsas que tenemos a nuestra disposición en la Oleoteca La Chinata de Ourense. Una mostaza con aceitunas negras y una mahonesa con trufa, aportan matices a nuestra hamburguesa.
  1. Le pedimos al carnicero que nos pique la pechuga de pollo. Si lo queréis hacer en casa y picarla con cuchilo, mejor. Yo la traje picada.
  2. En un bol ponemos la carne picada, añadimos la yema de huevo, el queso rallado (opcional), el ajo y el perejil muy picado, salpimentamos e incorporamos un poco de pan rallado (para que le de a la masa algo de consistencia. Removemos el conjunto con las manos, hasta mezclar bien todos los ingredientes.
  3. Formamos las hamburguesas, del tamaño que queramos, e las ponemos sobre papel de horno (para que no se nos peguen). Llevamos a la nevera para que cojan mas consistencia.
  4. Mientras lavamos y escurrimos las hojas de lechuga, pelamos y cortamos en rodajas el tomate y en aros la cebolla.
  5. Abrimos el pan escojido (mejor si es artesano), ponemos unas hojas de lechuga, una rodaja de tomate e otra de cebolla. Reservamos.
  6. En una parrilla untada con aceite y a fuego fuerte, sellamos las hamburguesas unos 20 segundos por cada lado. A partir de ahí, bajamos el fuego y dejamos que la hamburguesa se vaya haciendo de manera lenta, dando vueltas regularmente, para que se pase y no nos quede seca por dentro.
  7. Colocamos por encima de los bollos reservados e llevamos a la mesa acompañadas por las salsas escogidas.
Ya tenemos unas sencillas, tiernas y sabrosas hamburguesas de pollo. También podemos llevar todos los elementos, que van a componer la hamburguesa, por separado y que cada uno la haga a su gusto.


Nota: Como me interesan vuestros comentarios y me gustaría responder directamente, os agradecería que los comentarios o consultas las hagáis por uno de estos dos caminos:
Por correo:     olivarela@hotmail.es