Ir al contenido principal

Carillera de cerdo guisada con quenelle de patata

  • 1,5 kg de carrilleras
  • 2 tomates
  • 1,5 cebolla
  • 3 chalotas
  • 1 puerro
  • 1 zanahoria
  • 3 dientes de ajo
  • 100 ml de vino blanco
  • Caldo de carne 
  • Pimienta negra en grano
  • 1 rama de romero
  • 1 rama de tomillo
  • 2 patatas
  • Sal, pimienta y aceite

Hoy hacemos una receta con una carne que resulta muy tierna y gratamente melosa al gusto: carrilleras.
Posiblemente junto con el rabo de vaca, es una de las carnes que mas me gusta preparar, ya que es de éxito asegurado, además de ser de ejecución muy sencilla.
Mi consejo es hacerlas de víspera, lo que le hará ganar en sabor.
  1.  Limpiamos bien las carrilleras de pieles y grasillas, las doramos en aceite (podemos pasarlas antes por harina) y les añadimos sal y pimienta. Escurrimos el exceso de aceite y reservamos.
  2. Lavamos y picamos (no hace falta que vayan muy picadas) las verduras, sofreímos en el mismo aceite de las carrilleras limpio de impurezas.
  3. Dejamos que sofrían, adimos las carrilleras, la pimienta y las hierbas.
  4. adimos el vino, dejamos evaporar el alcohol y cubrimos con el caldo de carne. Dejamos hacer a fuego lento hasta que estén tiernas. En el caso que nos ocupa, de las de cerdo, entre una hora u hora y media.
  5. Mientras se hacen las carrilleras, cocemos las patatas que, una vez cocidas, chafaremos con un tenedor. En un poco de aceite pochamos la media cebolla y un diente de ajo. Incorporamos las patatas y un poco de pimentón. Damos unas vueltas para que se mezcle y retiramos del fuego. Hacemos las quenelles (quenefas) con dos cucharas.
  6. Cuando esté, la carne, en su punto retiramos las carrilleras, trituramos las verduras y pasamos la salsa por el chino (podemos dejarla sin pasar por el chino). 
  7. Llevamos las carrilleras de nuevo a la salsa y dejamos reposar hasta el día siguiente.
  8. Para el servicio loncheamos las carrilleras, cubrimos con salsa y acompañamos de las quenelles.
Os puedo asegurar que vais a triunfar en  vuestra mesa, pero non escatiméis un buen pan.


Nota: Como me interesan vuestros comentarios y me gustaría responder directamente, os agradecería que los comentarios o consultas las hagáis por uno de estos dos caminos:
Por correo:     olivarela@hotmail.es