Ir al contenido principal

Bacalao, patatas y pimientos de piquillo

Ir a la receta en gallego
  • 1 lomo de bacalao desalado
  • 6 pimientos piquillo
  • 2 patatas grandes
  • 4 dientes de ajo
  • Aceite de oliva
  • Sal









Desps del descanso post Nadal, volvemos a la carga con las recetas en el blog.
Una advertencia: no es una receta suave para desps de las grandes comilonas de Navidad
Esta receta lleva tres preparaciones y las tres van confitadas en aceite.
  1. Ponemos los pimientos en un pequeño recipiente que pueda ir al horno, ponemos por encima los ajos en láminas y cubrimos de aceite de oliva.
  2. Precalentamos el horno a 110º y dejamos hacer los pimientos durante una hora.
  3. Cortamos las patatas en rodajas de medio centímetro y dejamos hacer a fuego lento, con aceite de oliva, hasta que estén cocidas en el aceite. Reservamos.
  4. En un cazo con aceite de oliva (que no pase de unos 60º) vamos haciendo el bacalao. Vamos removiendo el cazo con movimientos circulares, para que al mismo tiempo que se hace, el aceite vaya emulsionando con las bolitas de gelatina que va soltando el bacalao. No queremos que nos quede muy espeso el aceite, queremos que emulsione y tome el sabor.
  5. Con las tres preparaciones listas, ponemos unha base de pimientos de piquillo, por encima unas patatas confitadas y rematamos con unas lascas del bacalao confitado y las láminas de ajo. Regamos con el aceite emulsionado.
No dejéis de probar este excelente plato, en el que el bacalao y el aceite son estrellas que brillan con luz propia. La mezcla de las patatas pimiento y lasca de bacalao no os va a dejar indiferentes. Podéis acompañar el bocado con una sopa de pan mojada en el aceite.

Nota: Como me interesan vuestros comentarios y me gustaría responder directamente, os agradecería que los comentarios o consultas las hagáis por uno de estos dos caminos:
Por correo:     olivarela@hotmail.es